NerdOnline

#MiVidaEnAlgoritmos: Twitter se vuelve más sensible

Twitter, la red social en la que por defecto los mensajes son cortos (lo cual obliga a que los mensajes sean sintéticos y directos), y que por añadidura ha adquirido un estilo más bien cínico, ácido e irónico, sorprendió en los últimos días por haberse volcado a lo más sensiblón de las otras redes: el corazón.

 

Por lo general, hay una especie de “rivalidad” entre Facebook y Twitter ya que la primera es la red de la expresividad soft, extensa e intensa, llamémosle cuttie, donde abundan los cachorritos, las fotos de viajes, las imágenes familiares, los relatos new age, entre otras varias cosas; mientras que la segunda es una plataforma que, para su utilización cotidiana, requiere una vuelta de tuerca más, una comprensión de su idiosincrasia, porque si no es muy probable que el usuario no promueva contenidos propios y se limite a replicar los tuits ajenos (por lo general de personalidades públicas) o bien que desista y deje de usarla.

Es conocida la historia de que Facebook tiene muchos más usuarios que Twitter: las cifras que se comentan sobre 2015 son de 1490 millones de miembros activos para el sitio de Zuckerberg y de 300 millones para la red del pajarito.

Es conocida también la historia de que el gran desafío de Twitter consiste en no abandonar sus nociones básicas pero ir, poco a poco, volviéndose más amigable con los consumidores que o bien no tienen una cuenta creada y no están interesados en hacerlo por ser fieles al código de Facebook, o bien se crean una cuenta pero al poco tiempo dejan de usarla por no encontrar valor en este servicio.

Entonces, Twitter apareció en estos días con un cambio que, para los adeptos, fue radical: reemplazó la estrella para marcar un twitt como “favorito” por el corazón para indicar que ese twitt te ha “gustado”.

“Queremos hacer que Twitter sea más fácil y gratificante de usar, y sabemos que a veces la estrella puede ser confusa, especialmente para los nuevos usuarios”, indicó Akarshan Kumar, gerente de producto, en el blog de la compañía.

“Puede que te gusten muchas cosas, pero que no sean tu favorito”, agregó Kumar en la web de Twitter. “El corazón, en contraste, es un símbolo universal que resuena a través de idiomas, culturas y zonas horarias. El corazón es más expresivo, permite expresar un rango de emociones y conectar fácilmente con la gente. Y en nuestras pruebas encontramos que a la gente le encanta”, señaló Jack Dorsey, mentor de Twitter.

Hay que reconocer que el “me gusta”, incorporado por Facebook en 2009, ha transformado la comunicación digital de la nueva era de las redes sociales. Y las últimas novedades indican que Twitter parece haberlo entendido y, si bien no utiliza el pulgar hacia arriba de la red de Mark Zuckerberg, apuesta por un icono reconocido en todo el mundo.

Esta copia de estilos entre Twitter y Facebook no es la primera vez que se da. Zuckerberg imitó a su rival en la que era (y todavía es) su característica principal: los trending topic (temas que marcan tendencia). En Twitter primero y luego en Facebook, se pueden generar tendencias de un tema que esté llamando la atención bajo el numeral como símbolo (#).

Facebook no se queda atrás en imitaciones. También copió a Twitter en la posibilidad de incrustar los contenidos que publican sus usuarios en sitios webs y blogs. Esta práctica, conocida como embeber entre los más tecnológicos, ya podía realizarse entre los tuiteros.

El objetivo de ambas redes parece ser copiarse entre sí para lograr una supervivencia y acaparar progresivamente usuarios de la otra red.

En conclusión, hay que decir que entre el núcleo duro de usuarios de Twitter estos cambios no son muy festejados, y que los feligreses entienden muy bien que la sensibilización de Twitter es con el único objetivo de integrar más usuarios a la red, para poder también ser más fuerte a la hora de los negocios. Al menos en Argentina, la masividad de este espacio 2.0 no es bienvenida por quienes han generado una cofradía y un código propio para su utilización, y que para divertirse critican a Facebook con el chiste “mientras tanto en Facebook…“.

Ya veremos si surge otra red menos pretenciosa para acoger a los disgustados fanáticos de Twitter o, como dice Marx, “todo lo sólido se desvanece en el aire”.

 

Previous post

JUSTICIA CANADIENSE FALLA CONTRA CHEVRON POR LA CONTAMINACIÓN EN ECUADOR

Next post

Construcción de liderazgo: testimonios del mundo animal

Baby Jane

Baby Jane