El MundoNoticias

Récord en la demanda de oro

El oro alcanzó un nivel de demanda que marcó los valores máximos de los últimos dos años: 1.121 toneladas entre julio y septiembre, un alza interanual del 8%.

Pensar en el oro aislándolo de de su relación con el dólar y los países que buscan terminar con el monopolio de la moneda estadounidense, se hace cada vez menos razonable. Por eso en este artículo recorreremos en principio los motivos directos que causaron esta alza récord en la demanda, pero luego iremos a las cuestiones más profundas, a las que ponen al oro en un papel central en los planes de potencias como Rusia o China.

En estos días, la demanda mundial de oro alcanzó su máximo nivel en más de dos años debido a que la caída de los precios en julio impulsó las compras para joyería, monedas y barras, dijo el jueves 12 el Consejo Mundial de Oro.

La demanda total fue de 1.121 toneladas entre julio y septiembre, un alza interanual de un 8 por ciento a su nivel más alto desde el segundo trimestre de 2013. Sin embargo, el incremento fue limitado por el creciente retiro de flujos de fondos respaldados en el metal que cotizan en bolsa.

Las compras de barras y monedas de oro se triplicaron en Estados Unidos a máximos de cinco años de 32,7 toneladas. Éstas se incrementaron además un 70 por ciento en China y un 35 por ciento en Europa.

“La caída de precios representó una oportunidad de compra para que los que operan en este mercado aumenten su exposición al oro”, dijo Alistair Hewitt, gerente de market intelligence del Consejo Mundial del Oro.

La demanda europea también fue impulsada por las preocupaciones sobre la situación financiera de Grecia y las tensiones geopolíticas en el este de Europa, dijo el Consejo Mundial del Oro. La demanda china, por su parte, estuvo alentada por la devaluación del yuan. Las compras de joyería, el mayor segmento de la demanda, fue sólida en India, el mayor consumidor mundial de oro. El consumo aumentó un 15 por ciento en el último trimestre a 211 toneladas, mientras que la demanda de la joyería de China subió un 4 por ciento a 203 toneladas.

Recientemente, Stanley Druckenmiller, un multimillonario que gestiona fondos de cobertura y está vinculado a George Soros, compró casi tres millones de acciones de oro después de que múltiples rumores advirtieran de que se produciría una caída en las bolsas. Para los expertos financieros, una compra tan importante demuestra que se avecina un fuerte colapso financiero.

“Quien tiene el oro crea las reglas”

Inmediatamente después de mencionar las fluctuaciones del oro, suenan los nombres de China y Rusia. Según varios expertos la masiva compra de oro por parte de estos y otros países podría formar parte de una estrategia diseñada para “romper el monopolio del dólar”. El analista Mac Slavo afirma que la “furiosa” compra de oro significa que “un cambio clave de (la) moneda mundial (de reserva) ya está en marcha”. “En el mundo material, que rige la política y la economía, siempre ha habido una regla dorada: quien tiene el oro, crea las reglas”, destacó.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, desde 2005 Rusia ha triplicado sus reservas de oro. Solo en 2014 al país le correspondió aproximadamente un tercio de todas las adquisiciones del metal por parte de los bancos centrales del mundo. Como resultado, a inicios de 2015 Rusia se sitúa como el quinto estado poseedor de oro. El Consejo Mundial del Oro calcula sus reservas en 1.187,5 toneladas, mientras el portal de noticias vestifinance.ru ofrece una cifra más actualizada: 1.247,58 toneladas.

En este mismo ranking, China se ubica justo después de Rusia, con 1.054,1 toneladas. Sin embargo, la mayoría de los analistas está seguro de que la cifra real es mucho más elevada, ya que desde hace años Pekín mantiene sus compras del metal en secreto. Kazajistán, Kirguistán, Bielorrusia –miembros de la Unión Aduanera con Rusia– y también Serbia y Grecia son otros compradores activos del oro. Alemania y los Países Bajos están repatriando las reservas que guardaban en el extranjero.

Según Liliya Kusahinova (RT), si Vladímir Putin decide recurrir a utilizar el plan de oro y aplicar un sistema de pago basado en el metal precioso, va a matar dos pájaros de un tiro: fortalecer la economía de Rusia, por un lado y derrocar al dólar por el otro, ya que en este caso todos los contratos para el suministro de energía estarán denominados en oro y no en dólares estadounidenses.

La demanda del metal está creciendo, ya que es un instrumento para contener la inflación, recuerda William Rhind, director ejecutivo de World Gold Trust Services. La situación es mucho más complicada, opina el analista Richard Lourie en un artículo para Al Jazeera en el que deja claro que “la compra del oro por parte de Rusia podría formar parte de una estrategia diseñada para “romper el monopolio del dólar”, comenta.

“Una Rusia que parece ahora estar en guerra de divisas con EE.UU. puede crear una alianza deseada con China para instaurar un sistema financiero internacional alternativo que no se base en el dólar o no lo use”, sostiene el analista Louis Cammarosano en un artículo en el portal Active Rain.

 

 

Previous post

#MiVidaEnAlgoritmos: Microsoft presentó el demo de la app que identifica gestos faciales

Next post

Cristina encabeza el acto por el inicio de producción de uranio enriquecido

Baby Jane

Baby Jane